*

Contenido presentado por: Alto las Condes

Un aroma especial

Al igual que en el resto de los sentidos, el frío del invierno nos invita a probar nuevos aromas. Es tiempo de dejarnos envolver por fragancias amaderadas, florales y orientales donde la intensidad es la protagonista ¡Prepara tu nariz!

FLORALES

Entre las notas más características de los perfumes otoñales están la flor de azahar, gardenia, rosa, jazmín y violeta, entre otras. La personalidad Floral es considerada femenina, delicada y romántica, sus notas son perfectas para el día y la primavera.

ORIENTALES

ORIENTALES, también llamadas ‘ambaradas’, contienen notas florales y resinosas, como el almizcle y la vainilla. Aunque es cuestión de gustos, vienen bien para esta estación de menos calor cuando no hay una necesidad de sentir ‘frescura’ en la piel.

CÍTRICO

En este grupo destacan notas de frescura y ligereza aportadas por frutas cítricas como el limón y la naranja, específicamente el aceite esencial extraído de sus cáscaras. También pertenecen a este grupo los aromas de pomelos y mandarinas, así como del aceite esencial de los azahares y el nerolí, la sustancia oleosa extraída de las flores del naranjo amargo. La personalidad Cítrica tiene personalidades jóvenes, alegres y activas. Sus notas se relacionan con el día y las noches de verano.

AMADERADO

Los perfumes amaderados pueden tener como materias primas sándalo, roble y una especie de gramínea llamada vetiver. Otras notas presentes en este grupo son las de pino y ciprés. La personalidad de esta categoría está dominada por notas de carácter varonil que también evocan elegancia y misterio.

¡A todas nos encantan los perfumes! Y sabemos que se fijan mejor en las zonas de pulso como las muñecas o detrás de las orejas, pero hay un mundo infinito de aromas que te debes conocer para descubrir el tuyo.

Encuentra un aroma
que inunde tus sentidos Aquí